EL MEJOR REGALO…¡TÚ!

«Que en estas fiestas la magia sea tu mejor traje, tu sonrisa el mejor regalo, tus ojos el mejor destino, y tu felicidad mi mejor deseo»

Con el ritmo de vida que llevamos hoy en día es muy común la falta de tiempo de la que disponen los padres para estar con sus hijos. Esto hace que los adultos se sientan mal por no poder compartir su tiempo con ellos. Lo que conlleva en muchos casos al uso de regalos y juguetes como compensación. Esta actitud suele llevar a los pequeños y pequeñas a convertirse en niños materialistas.
Asimismo, los niños son grandes OBSERVADORES del comportamiento consumista de los adultos de su contexto social, sobre todo de sus padres. Ellos se convierten en el modelo a seguir y, progresivamente van asimilando sus comportamientos para imitarlos. Si los adultos del entorno tienen todo lo que se anuncia en televisión, el niño desea lo mismo para él.

Pero… ¿Es malo pedir cosas o desear algo?
NO: Esto les ayuda a los niños a definir su personalidad, a tener una conciencia clara de sus deseos y necesidades. Un niño que es reprimido constantemente por manifestar lo que quiere, en un futuro puede ser alguien que no sepa reconocer lo que necesita y termine por aceptar y asumir lo que los demás quieren de él/ella.

Entonces, ¿cuál es la clave? EL CONSUMISMO RESPONSABLE.
Aprender a consumir, sobre todo ahora que llega la Navidad, es un valor y al mismo tiempo un deber como ciudadanos responsables y comprometidos con el planeta.

¿CÓMO ENSEÑAR LA IMPORTANCIA DEL CONSUMO RESPONSABLE?
Aquí os dejamos algunos consejos para desarrollar este hábito.

  • Reducir el consumo de agua y luz. Apagar las luces y cerrar los grifos son hábitos sencillos que los niños pueden aprender desde pequeños y que les ayudarán a concienciarse de la importancia de proteger los recursos naturales.
  • Reciclar. Separar los residuos para que se puedan reciclar es esencial para reducir nuestro impacto ambiental, y tus hijos pueden aprender con juegos-
  • Reutilizar. Un juguete roto o un mueble deteriorado se pueden arreglar para darles una segunda oportunidad. Los niños descubrirán cómo dando una vida nueva a las cosas se reduce el consumo.
  • APRENDIENDO A DISFRUTAR DE LO NO MATERIAL. La publicidad incita al consumo, pero es necesario inculcar valores para que ese consumo tenga sentido y para que los niños se den cuenta de que muchas de las cosas que realmente importan no cuestan dinero: la amistad, el amor, la solidaridad…

¿Y QUÉ MEJOR REGALO PARA ESTAS FIESTAS, QUE PASAR TIEMPO CON TU PEQUE? 

Ríe, juega, canta, baila, da abrazos, habla, pasea… Porque el tiempo pasa, y el momento para vivirlo es AHORA.

❤FELIZ NAVIDAD❤