“Educar es amar, cuidar con ternura y dedicación una semilla, con la ilusión que un día dará sus frutos”

Desde la Escuela Infantil Travesuras (Málaga) os queremos informar acerca de un virus muy común en los pequeños y pequeñas en estas fechas y que requiere de un proceso tanto de prevención como de intervención en los principales contextos donde se desenvuelve el infante, es decir, la guardería y el hogar. Éste es la gastroenteritis.

La gastroenteritis se caracteriza principalmente por síntomas como son las náuseas, vómitos y diarrea, además de dolor de tripa, inapetencia, fiebre más o menos alta y malestar general.  El comienzo de este virus es bastante brusco y suele durar entre tres y seis días.
Aunque no es una enfermedad grave hay que estar atentos a que no produzca deshidratación en el pequeño o pequeña, teniendo en cuenta que es fundamental la ingesta de líquidos.

 Algunas preguntas que nos planteamos ante la gastroenteritis son:

  • ¿Qué lo produce?Lo pueden causar tanto virus como bacterias.
  • ¿Cómo se propaga? Se transmite a través del contacto.
  • ¿Cuándo hay que acudir al médico?Conviene consultar al pediatra cuando el niño es menor de dos años o bien cuando es mayor de esa edad y lleva dos días con vómitos y fiebre.
  • Cómo tratarla.Lo más importante es que el pequeño esté hidratado, por lo que hay que ofrecerle líquido con frecuencia y en pequeños sorbos.

¿Cómo podemos abordarlo?

La principal acción preventiva que debemos tomar en el hogar es extremar la higiene, utilizando guantes para el cambio de pañales y lavarse frecuentemente las manos.  De modo añadido, especialmente en el centro ponemos en práctica acciones preventivas como la desinfección del cambiador o evitando dejar pañales sucios en recipientes cerrados.
La principal acción de intervención que se debe poner en práctica ante el virus es la implantación de dietas astringentes o coloquialmente llamada “dieta blanda”. Además, de una adecuada ingesta de líquidos, acorde a la pérdida que produce este tipo de virus, por lo que la toma de abundante agua será fundamental.
Es importante que las familias seáis conscientes del nivel de propagabilidad que tienen este tipo de virus, evitando traer al niño o niña al centro en estas situaciones, ya que así podemos reducir la posibilidad de contagios tanto al resto de compañeros y compañeras como al personal docente.

¿Qué alimentos puede o no tomar un niño o niña con gastroenteritis?

Según recomendaciones médicas la dieta recomendada ante una gastroenteritis consiste en:

LACTANTES NIÑOS Y ADULTOS
–          Leche materna –          Sopa de arroz.
–          Leche adaptada –          Sopa de zanahorias.
–          Papilla (con agua, zanahoria, pechuga de pollo y arroz). –          Puré de patatas y zanahoria.
–          Papilla de frutas (con plátano y manzana). –          Sopa de pescado.
–          Papilla de cereales (con harina de arroz o maicena). –          Pescados blancos (merluza, lenguado, rape) hervidos o a la plancha.
  –          Carne de ave hervida o a la plancha.
  –          Yogur natural.