“Por más difícil que parezca, nuevos comienzos que te traerán alegría están entrando en tu vida” (Tania Karam)

La semana pasada comenzamos un nuevo curso en nuestra Escuela Infantil. Para algunas familias ha significado un nuevo comienzo, mientras que para otras una “vuelta a empezar”. Sea un inicio o un reinicio, los comienzos siempre son difíciles para todos los miembros de la familia. Es por ello que a lo largo del período de adaptación, todo el equipo de Travesuras nos centramos en ACOMPAÑAROS, así como en ofreceros tiempo y un espacio para SENTIR.
Sabemos que la adaptación es un proceso difícil para el niño, pero también para el ADULTO. Porque ambos experimentan la separación y la ausencia. Cada uno de forma diferente, dentro de la diversidad que caracteriza al ser humano. Puede que necesites llorar, ser escuchado, sentirte arropado…
Sea cual sea tu emoción, suéltala. Sea lo que necesites soltar, suéltalo. Llora, habla, pide consuelo…

OS ENTENDEMOS, y os acompañaremos en el camino sin juzgaros, sino ofreciéndoos todo lo que necesitéis: a los bebés y niños, seguridad, mimos, calma… A los adultos, cercanía y apoyo. Lo más importante es que juntos caminemos hacia el BIENESTAR.
Las seños de Travesuras tenemos mucho AMOR y CARIÑO preparado para regalar a los pequeños y su familia, especialmente en momentos clave para vuestras vidas como el de comenzar la escuela.

Con el fin de llevar la adaptación de la forma más respetuosa posible, aquí os dejamos algunos consejos que seguro que os sirven de ayuda:

  • Siempre debes DESPEDIRTE del niño. Al hacerlo, ponte a su altura y dile que luego volverás a por él y estaréis tiempo juntos, pero no te demores demasiado en la explicación.
  • ACOMPÁÑALE en todo momento, tanto en los momentos que esté feliz como en los momentos que llore, abrázalo y vuelve a decirle que tienes que irte, pero que en un rato vuelves.
  • ANTICÍPALE lo que va a ocurrir, explicándole que mañana tiene que ir a la guardería y se lo pasará genial con su seño y sus compañeros.
  • Puedes ayudarte de CUENTOS inventados por ti en los que el protagonista lo viva de forma positiva.
  • Cuando prepares lo necesario para el día a día en la guarde, hacedlo juntos, HAZLE PARTÍCIPE, que el niño te ayude a preparar la mochila, el uniforme…
  • También se puede llevar algún OBJETO familiar o de apego.
  • Al recogerle, HABLA con él de forma positiva sobre qué ha hecho ese día, a qué ha jugado, qué ha aprendido…

Pero el mejor consejo de todos es que no olvides que…