fbpx

Una parte muy importante para ser una escuela en bienestar es la alimentación. Es por ello que damos especial importancia a este hábito, tanto en la elección del menú y los alimentos que incorporamos en él, como en el momento de nutrir nuestro cuerpo.
Los saludables almuerzos son elaboradas en nuestra cocina propia cada mañana, con alimentos frescos, ecológicos y de temporada. Nuestro menú es elaborado por un médico endocrino especialista en nutrición, y tiene como base fruta, verdura, hortalizas, legumbres y cereales. Además, elaboramos ricos y variados desayunos y meriendas, en los que la base es el pan, aceite, frutas y leche.
Nos adaptamos a cualquier necesidad alimentaria ya sea por alergia e intolerancia, enfermedad, religión, la no ingesta de carne o azúcares. Disponemos de menús veganos, vegetarianos, sin lactosa, sin gluten, Baby Led Weaning… Así mismo, nos adaptamos también a todas las edades de nuestro alumnado desde que son lactantes, bien con leche de fórmula o bien dejando en la escuela la leche materna para su suministro. También ofrecemos la posibilidad de acercarte a la escuela a dar el pecho a tu bebé.
Todo ello supervisado por una empresa de asesoría alimentaria, que se encarga del control del muestreo de comidas a diario, del agua, la trazabilidad, etc…
Y es que en Travesuras somos una escuela para la vida y qué mejor vida que un hábito de alimentación saludable y una buena relación con la comida, un valor que se aprende desde pequeñitos. La alimentación nunca es sólo comer, es un momento de relación con el otro y con uno mismo.
En nuestra escuela cuidamos no sólo lo que comen los niños y niñas sino cómo lo comen: damos importancia a la autonomía, colaborando en poner la mesa y en recoger; no obligamos a comer, ni distraemos para que coman más; tratamos de que poco a poco vayan sintiendo las señales de su cuerpo de hambre o saciedad y promovemos que se sientan en conexión a su cuerpo.

Una escuela saludable en todos los sentidos.