II ENCUENTRO ANDALUZ DE EDUCACIÓN EN DERECHOS

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” (Nelson Mandela)

Este fin de semana todo el equipo de la Escuela Infantil Travesuras ha viajado hasta Sevilla para participar en el II Encuentro Andaluz de Educación en Derechos, organizado por UNICEF. Allí no sólo nos cargamos de experiencias enriquecedoras para seguir caminando como centro referente, sino que también compartimos nuestra labor, explicando cómo fomentamos la participación infantil en nuestra escuela.
Os dejamos el texto que preparó la seño Mariví para expresar nuestro compromiso con la infancia.

¿CUÁL HA SIDO NUESTRA MOTIVACIÓN PARA SER CENTRO REFERENTE EN DERECHOS DE LA INFANCIA Y LA CIUDADANÍA GLOBAL?
La participación, tanto en la comunidad escolar como en la comunidad social, es uno de los valores que engloba la ciudadanía moderna, además de un derecho y deber democrático. Pero participar no supone únicamente formar parte de la escuela, sino opinar en las decisiones que se toman en ella, así como colaborar, criticar, decidir, exigir, proponer, trabajar, informar e informarse, pensar y luchar por conseguir una escuela mejor.

Cuando esta participación impregna la realidad de la práctica educativa la escuela no sólo se manifiesta como un espacio democrático sino también como garantía de calidad en cuanto a aprendizajes se refiere.
Hasta aquí bien, las dudas surgen cuando hablamos de participación de niños entre 0 y 3 años. ¿Cómo va a opinar un bebé si no ha desarrollado el lenguaje oral? ¿Cómo tomar una decisión conjuntamente a un grupo de niños de 2 años?
La clave: ESCUCHAR CON TODOS NUESTROS SENTIDOS. La primera infancia, al igual que nosotros, tiene unas necesidades y unos intereses. Es su derecho que sean atendidos y nuestro deber como adultos y educadores, atenderlos.
Esa es nuestra principal motivación como Centro Referente, darle voz a la infancia.

¿QUÉ HA SUPUESTO ESTE RECONOCIMIENTO?
La Educación Infantil es una etapa en la que se crean las bases fundamentales de la personalidad, donde nos socializamos, donde conocemos al otro y donde empezamos a comprender la importancia de ejercer nuestros derechos, donde entendemos cómo podemos vivir en libertad, qué sienten nuestros iguales y cómo podemos ponernos en su lugar.

Tener el reconocimiento de Centro Referente en Derechos de la Infancia y la Ciudadanía Global ha supuesto para nuestra escuela un COMPROMISO con la infancia y con la sociedad en general, porque somos quienes acompañamos a los niños y las niñas en esta etapa tan crucial para su desarrollo, y por tanto somos responsables de construir la ciudadanía junto a ellos y ellas.
Freire, en el marco de su Teoría de la Acción Dialógica, destaca que “no hay palabra verdadera que no sea una unión inquebrantable entre acción y reflexión y, por ende, que no sea praxis. O dicho de otra forma, todo compromiso conlleva una acción, y la nuestra ha sido darle un giro sustancial a nuestro proyecto educativo, centrado en un cambio en nuestra mirada como adultos hacia la infancia, así como en los objetivos que marcan el rumbo de nuestra acción educativa.
En este nuevo proyecto, agrupamos todos los objetivos en tres pilares fundamentales, a partir de los cuales van emergiendo objetivos más específicos.

  • Cuidado de uno mismo.
  • Cuidado de los demás.
  • Cuidado del planeta

Aunque a diario trabajamos estos tres pilares, cada trimestre elaboramos la programación didáctica basándonos en uno de ellos.
En el primer trimestre, hemos trabajado el cuidado de uno mismo. A través de actividades, talleres junto a las familias, celebración de días especiales como el 20N.
En el segundo trimestre, estamos abordando el cuidado de los demás. Tanto con nuestros iguales a través del respeto, la resolución del conflicto, la paz… Como con otros seres vivos como los animales.
En el tercer trimestre profundizaremos en el cuidado del planeta, con el reciclaje, el desarrollo sostenible y el respeto a la naturaleza.

¿QUÉ IDEAS DE FUTURO QUEREMOS DESARROLLAR RELACIONADAS CON LA EDUCACIÓN EN DERECHOS?
En vista a nuestro futuro como Centro Referente, enfocamos nuestro rumbo hacia el logro de cambios y transformaciones que generen mejoras en la comunidad.

No basta con participar en el proceso educativo, con hacer presencia en la vida de nuestros alumnos y alumnas, sino que se trata de actuar colaborativamente con el fin de TRANSFORMAR la sociedad.
Así pues, estamos preparando nuevos proyectos que tengan como fruto una mayor participación de la comunidad educativa y nuestro entorno.
Nuevos proyectos juntos, como la petición de contenedores de reciclaje.
Implicación de organizaciones y agentes de servicio a la comunidad, como la protectora de animales.
Colaboración con asociaciones de nuestro entorno y empresas vecinas, como Madre Coraje.
Miguel Ángel Santos Guerra (2000) afirma  que la escuela es la tierra fértil donde se planta el árbol de la participación. Si éste árbol se cuida y se protege, genera frutos, y no hay mejor fruto que sentirse comunidad, puesto que juntos se logra remar en todas las direcciones.
El respeto a los Derechos de la Infancia no es trabajo de unas pocas escuelas, debe ser un COMPROMISO DE TODOS Y TODAS.