“Si los hechos son la semilla que más tarde producen el conocimiento y la sabiduría, entonces las emociones y las impresiones de los sentidos son la tierra fértil en la cual la semilla debe crecer. Los años de la infancia son el tiempo para preparar la tierra.” Rachel Carson

En 2018, la Escuela Infantil Travesuras dio un paso más en su compromiso con la infancia. Con el convencimiento de que otra forma de entender y mirar la infancia es posible, comenzamos a caminar hacia una educación respetuosa cuyo punto de partida es el niño o la niña como protagonista de su crecimiento, de su aprendizaje y de su trayectoria vital.

Este camino nos condujo hacia propuestas de formación y encuentro con pedagogías alternativas, activas y vivenciales, que nos ayudaron a encontrar en la práctica educativa espacios coherentes con lo que los pequeños y las pequeñas de la etapa 0-3 necesitan para desarrollarse en plenitud: el respeto a sus intereses, sus inquietudes, sus ritmos y sus derechos. Fue en este punto cuando nos embarcamos hacia el reconocimiento como Centro Referente en Derechos de la Infancia, y, a día de hoy, no sólo contamos con el NIVEL 1, sino que seguimos formándonos y trabajando por una escuela comprometida con la infancia y el planeta.

Y es que estar cerca de los niños y las niñas te muestra que lo esencial es invisible a los ojos, así como que los detalles pueden transformar el mundo. Entrar en el cuidado de lo pequeño, lo sutil, lo delicado, es conectar con el sentido profundo de la vida ya que es allí donde sucede. Es por ello que creemos que la escuela debe ser un espacio para ser y crecer, y de esta creencia nace nuestro nuevo proyecto educativo: EDUCAR PARA SER. Un proyecto anual que engrana los Derechos de la Infancia y la Ciudadanía Global para transformarlos en ACCIÓN. Todo ello, en base a tres objetivos fundamentales.

Este primer trimestre hemos comenzado con el cuidado de uno mismo. Es fundamental conocerse y quererse a sí mismo para querer a los demás, así como conocer nuestros derechos para pedir que se respeten.

¡Nos esperan experiencias enriquecedoras y emocionantes que nos ayudarán a conocernos y respetarnos!