fbpx

Nuestra niña o niño interior

«No pierdas la relación con tu niño o niña interior, pues es lo que te dará estabilidad emocional»

Las personas, incluso bajo unas mismas circunstancias, reaccionamos de distintas maneras unas de otras. No es casualidad que unas personas tengan un estado emocional predominante y otras otro. ¿A qué crees que se debe? 

Esto es, en gran medida, debido a que cada persona vive una infancia muy distinta, y lo que sentimos al manejar las situaciones de la infancia será más tarde nuestro estado emocional básico, ya que las emociones de la infancia tienden a repetirse a lo largo de nuestra vida.

El niño interior simboliza estos estados, así como toda una serie de cualidades significativas de la vida de una persona. Este símbolo contiene emociones escondidas y temidas, al igual que virtudes que el adulto no consigue aceptar o poner en valor.

Por tanto, el niño interior simboliza memorias vivas que permanecen en nuestro cuerpo, que se manifiestan en forma de automatismos y nos impiden desarrollar todo nuestro potencial. Además, este atasco separa al adulto de ciertas cualidades del niño como la espontaneidad, la alegría, la fantasía, la vitalidad, el asombro, la creatividad… En definitiva, dificulta al adulto DISFRUTAR DE LA VIDA.

Papá y mamá no siempre pudieron dar al niño lo que esperaba, porque no lo tenían en su repertorio, pero ahora, como adulto, puedes cubrir tus propias necesidades emocionales. Atender al niño es sinónimo de atender tu mundo emocional para mantenerlo en equilibrio.

El niño interior representa tus emociones infantiles, donde están guardadas tus inseguridades, venganzas, rabietas, alegría, espontaneidad, creatividad e imaginación.

¿Te gustaría comenzar a sanar a ese niño o niña interior? Al sanar al niño interior maduramos emocionalmente. Debemos tener en cuenta que el inconsciente no diferencia lo que imaginamos con la realidad exterior, por lo que sanando nuestro estado emocional podemos cambiar nuestra realidad. Existen diferentes herramientas para conseguirlo, desde Escuela de Vida ofrecemos un taller específico para lograrlo. Si aun no lo has hecho, te animamos, si quieres seguir aprendiendo sobre ello, a unirte al canal de Telegram Semillas de Cambio: (pincha aquí) donde compartiremos más información sobre los próximos talleres.

Por último, no podemos olvidarnos que las emociones que se repiten en nuestra vida están íntimamente relacionadas con la interpretación que hicimos de las situaciones que vivimos, principalmente, en la infancia. Hasta que no le demos consciencia a estas emociones y las sanemos, atraeremos circunstancias y personas a nuestra vida para volver a sentirlo una y otra vez. Mientras tanto, muchas de las circunstancias que vivimos solo nos hacen de espejo para que podamos ver aquello que necesitamos sanar en nosotros.

¿Has oído alguna vez hablar sobre la Ley del Espejo? En siguientes publicaciones profundizaremos en este tema.